Son muchas las ocasiones que tenemos en mente la frase: ¡mi casa necesita una reforma urgente!, pero es el poco presupuesto el que nos impide hacer esos deseos realidad.

La lucha constante entre necesidad y poca economía familiar es la que nos hace que no arranquemos ni cambiemos todo aquello que no nos gusta y que, por desgracia, estamos condenados a ver diariamente en el hogar.

Pero, ¡tenemos una buena noticia! Es posible hacer pequeños cambios con poco esfuerzo y, como no, sin rascarse mucho el bolsillo.

¿Cómo? Con algunas pequeñas actualizaciones que te aconsejamos a continuación que seguro te encantarán. Esmaltes sintéticos, revestimientos vinílicos, vinilos mate, etc. ¡Empezamos!

5 pasos para reformar la casa por poco dinero

Antes de empezar, debes analizar qué puntos de la vivienda necesitan con más urgencia un cambio. Normalmente nos centraremos en aislamiento, iluminación, capas de pintura y, finalmente, la parte estética. Podemos  pedir presupuesto de todo lo que tenemos en mente realizar a varias empresas y así, comparar precios.

1.Uso de materiales fáciles de instalar. En la actualidad, contamos con muchos materiales que no necesitan obras ni mucho esfuerzo para ser instalados y que pueden renovar la vivienda por completo. Hablamos de revestimientos vinílicos, pinturas anti humedades, PVC, etc. También usando pintura, pero poniendo la mano de obra nosotros mismos, conseguiremos un lavado de cara por completo en muy poco tiempo.

2.Para la cocina, algo a priori muy complicado de renovar, solo necesitaremos maña y mucha imaginación. Con poco presupuesto, podemos reformar esta estancia de casa forrando los armarios con vinilos mate o brillo, según gusto. También podemos sustituir los azulejos por un papel resistente o vinilo especial. Cambia finalmente los tiradores de puertas y unas bonitas cortinas et, voilá!

 

3.Para una reforma low cost del baño también hay que tener mucha creatividad. Es un espacio de uso constante que necesitará posiblemente reformarse cada poco tiempo debido al desgaste de sus elementos. Al igual que con la cocina, en el baño podemos renovar paredes con esmaltes sintéticos o vinilos anti humedad. También podemos sustituir la bañera por un plato de ducha o cambiar los muebles por otros más actualizados. Finalmente, los sanitarios también pueden ser renovados sin apenas coste si compramos las piezas y las cambiamos nosotros mismos.

4.Para este penúltimo punto, nos centraremos en las puertas y ventanas de la vivienda. Podemos darle un lavado de cara lacándolas y eligiendo un color más moderno y actual.

 

5.Por último, no hay nada que un textil de calidad no pueda arreglar. Si queremos gastar poco pero que nuestro hogar se convierta en otro completamente diferente solo tenemos que cambiar cortinas, alfombras, cojines, tapizar sillas y demás elementos textiles que lucían anticuados por otros más contemporáneos y renovados.

 

Y te regalamos otro tip más, ¡por tu cara bonita! Consigue otro ambiente en esa casa gracias a una iluminación correcta. Cambia bombillas por unas de luz menos dura, de bajo consumo, y acompáñalas por lámparas, focos y puntos de luz de nueva adquisición.

Fuente: habitissimo

¿Qué te han parecido estas ideas?

Queremos escucharte.